reflexión diaria

Día 124. Sobre el cansancio y cómo percibimos lo malo

28/11/2022


Hoy es lunes. Es lunes inmediatamente después de la que probablemente sea una de las semanas de trabajo más duras que tenemos en lo que me dedico, y sin embargo, este año y por segunda vez en los 11 que llevo trabajando, ha pasado como un suspiro.

Hace unos años al acabar estos días estaba completamente derrotado. Duraba menos —entre 2 y 3 días de jaleo real— pero me parecían eternos. Los ruidos, el jaleo y las prisas se han mantenido igual que antaño, pero sí he notado que algo ha cambiado: mi actitud.

Me recuerdo triste, agobiado y nervioso no solo estos días sino algunos antes, con la sencilla expectativa de que estaban cada vez más cerca. Era el miedo al miedo. El estar viviendo en el futuro. Un futuro tan malo que nunca llegó a verse cumplido.

Sobre todo le daba mil vueltas a la cabeza en esos momentos, pero más aún, al salir del trabajo. Por si había fallado en algo, me había dejado algo por hacer o por el miedo a que hubiese algún problema a posteriori, miedos que, como antes, no solían cumplirse.

Hoy es otra cosa. Todos aquellos problemas que en su mayoría nunca llegaban a ocurrir, ni siquiera han llegado a aparecer en mi cabeza, así que si no existen en la realidad, imagina lo cómodo que puedo sentirme cuando ni siquiera aparecen en mi mente.

Pensar mal cansa. Cansa mucho más de lo que nos imaginamos. Y cansarte mentalmente se traslada a que acabes cansándote físicamente. Al final, como decía el estoicismo todo es cuestión de la opinión —el juicio— que tengas sobre lo que te ocurra.

Es liberador sentir así. Ayer tuve que trabajar y tuve un pensamiento de lo más extraño. Cuando entraba a las 16h pensé en que trabajar un domingo no puede posicionarse en sí mismo ni como bueno ni como malo. Solo es una mierda si piensas que lo es. Y creo que ese es el secreto de esto.

Tengo que trabajar sí o sí. ¿Por qué verlo como algo negativo? Si lo fuera de verdad, siempre estoy a tiempo de dejar mi trabajo. Cada pensamiento negativo le otorga un juicio a un hecho que no tiene bondad ni maldad en sí mismo, pero te condiciona para todo aquello que hagas bajo su manto y va a cambiar tu actitud en función de tu opinión sobre el mismo.

Hoy he recordado Slither, de Velvet Revolver, así que aquí la dejo después de un par de escuchas.

Cuídate mucho, y medita sobre si el cansancio es de verdad o puedes cambiar de punto de vista.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...