reflexión diaria

Día 138. Sobre las cosas que aún me enfadan

11/12/2022


A veces me pregunto si no son realmente los elementos de los que voy a hablar hoy los verdaderos culpables de la decadencia que parece se respira en la sociedad actual, y es que si pueden enfadarme a mí, qué no harán con el resto de la gente.

Tengo una paciencia rozando al infinito. Trabajo cara al público y dado mi carácter, mi educación y por qué no decirlo, mi filosofía de vida, no pierdo las formas jamás. Valoro la razón y cualquiera que me conozca puede atestiguar de lo que hablo.

No le doy importancia a prácticamente nada y mucho menos a que alguien externo quiera herirme. Para mí, darle ese poder a un tercero carece de sentido y aún siendo difícil, puedo decir que tengo la suerte de no enfadarme por nada. Hasta que entro a Twitter —o al General de ForoCoches—

Te prometo, querida persona que lee mis vivencias, que no sé qué tipo de gatillo activan las redes sociales, que, por más que lo evite, siguen haciendo que comentarios de gente completamente desconocida y al amparo del anonimato, me cabreen.

Da igual la temática, el contexto o la situación, que siempre hay alguien que enarbola su opinión como un estandarte para que todos lo vean y, aún sabiendo que sus intervenciones se basan en la ignorancia del tema que se trata o, en el mejor de los casos, del fanatismo, las lanzan sin miedo.

Esa parte es casi de envidiar. No se me ocurre una manera mejor de vivir —para sí mismos— que siendo capaz hablar de todo sin saber, pero estando convencidos de que todo aquello que sale de sus dedos —porque cara a cara no suelen charlar tanto— es una verdad categórica.

Y realmente soy plenamente consciente de que es mi problema. Tanto es así que durante años me he desintoxicado y he prescindido de usar redes sociales precisamente por ello, porque es mi problema. No puedo evitar que la gente hable, y menos mal.

Todo esto viene porque ayer seguí a un escritor y filósofo llamado José Carlos Ruiz y en uno de los hilos que abrió leí algunas respuestas de esas que te hacen pensar si realmente hay alguien pilotando tras el teclado desde el que se escriben.

Pero es mi problema, y por eso hablo de ello. Al leer esos comentarios sentí que se me apretaba el estómago y con las mismas cerré Twitter y decidí dejarlo cerrado otra temporada. No necesito experimentar de nuevo.

Imagino que es la respuesta de años y años tratando de corregir a la gene, de enfadarme de verdad con personas anónimas y de tratar que entre en razón gente que se mueve por emociones y no por criterio personal. Por ello dejé de meterme ahí hace ya tiempo.

Lo bueno de estas reflexiones es que te ayudan a ver dónde están tus carencias y así avanzar sobre ellas. Epicteto decía:

El mal está en la naturaleza como un blanco puesto para enseñarnos a acertar; no para
hacernos errar

Acertemos pues…

La canción de hoy, buena cover de domingo. Word Up! de Korn.

Cuídate mucho, y no te cabrees…

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...