reflexión diaria

Día 15. Sobre lo inútil de hacer fotografías para recordar un paisaje hermoso

11/08/2022

Hoy es la última noche que pasamos en Cantabria después de haber estado en el Pirineo. Viniendo como vengo de Córdoba, es fácil imaginar cómo puede haberme impactado la cantidad de paisajes que he visto que ha ido desde montañas colosales hasta acantilados imposibles.

Solemos viajar todo lo que podemos, y afortunadamente, relativamente cerca, Andalucía cuenta con también infinidad de entornos dignos de admiración, pero ya sea por el clima, el color de la luz o simplemente por que el sol tiende a ocultarse por un sitio diferente, lo que siento en este lugar tan al norte de mi normalidad, también es diferente.

Como es el último día, he hecho un repaso ligero de las fotos de las dos últimas semanas, y es precisamente eso lo que me ha hecho pensar en la reflexión de hoy. No están en el mismo plano las sensaciones que abrazas cuando ves algo maravilloso que el verlo plasmado en una fotografía.

No soy muy de hacer fotos, pero si las hago, tengo claro que su objetivo es el de recordarme el lugar en el que he estado, ya sea por el entorno, por el nombre o por algún edificio o accidente geográfico en particular, pero soy profundamente consciente de las limitaciones que tengo con ellas.

No soy capaz de acercarme ni lo más mínimo a conseguir expresar con una fotografía el sentimiento que me produjo el ver el Estany San Maurici por primera vez, o el cómo está dispuesta la costa cantábrica llena de prados con caballos al borde de los acantilados.

Obviamente soy consciente, por si lo estás pensando, de que una imagen en dos dimensiones difícilmente puede acercarse a una experiencia personal, con sus olores, colores, profundidades tridimensionales y sensaciones de todo tipo, pero no hablo tanto de eso como de limitar a plasmar simplemente lo que veo.

Quizás sea por que hago las fotos con un móvil de calidad mejorable, o porque la técnica no es la mejor. He visto fotos de profesionales que me han impactado, pero eso solo me lleva a pensar que el haber estado allí es mil veces mejor, incluso aunque esa fotografía exprese lo mejor del paisaje.

No tengo pensado dedicarme a la fotografía en lo sucesivo, aunque no suelo tener un camino claro en cuanto a lo que aprender cosas nuevas se refiere, así que quizás en algún momento me veas escribiendo un blog de fotografía. De momento me tendré que conformar con acompañar a mis pobres fotografías con una explicación de lo más detallada de cómo sentí aquel momento.

Hoy acompaño el hilo con una canción que descubrí a través del maravilloso mundo de los videojuegos y siempre es un placer tenerla haciéndome compañía. Gracias Low Roar. Gracias Kojima.

Cuídate mucho, y cuida los momentos que merezcan una foto. Las fotos siempre las vas a tener para volver a ellas, pero el momento en el que las hiciste no volverá jamás.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...