reflexión diaria

Día 153. Sobre la calistenia

26/12/2022


Esta tarde me ha pasado algo curioso. Tras salir del trabajo y comer he descansado unos minutos, y después de unos momentos de lectura, sobre las 17:30 de la tarde, he tomado la determinación de irme al gimnasio para hacer algo de ejercicio.

Al final, poco después de las 18h de la tarde, he salido de casa con mi ropa deportiva dispuesto a darlo todo en la sala de musculación. Imaginaba que estaría llena de gente que va por diferentes motivos, aunque esta fecha es muy del arrepentimiento.

A apenas 100 metros de llegar me ha venido el flash de que hoy era día festivo aunque yo he tenido que ir a trabajar. Pues efectivamente. El gimnasio estaba cerrado. He mirado la puerta con una mezcla de asombro y comprensión y he seguido mi camino.

Aquí se me abrían dos sendas. Podía volver a casa, que con la mañana de trabajo que había tenido me parecía suficiente, o la segunda, que afortunadamente es la que he terminado por escoger; irme al parque a la zona de calistenia.

Ni corto ni perezoso he llegado y me he encontrado con la estampa habitual. Una decena de tíos sin camiseta con cuerpos esculpidos en mármol levantándose como si no pesaras en las barras de metal que componen la zona.

Y ahí me he presentado. De entrada no me he quitado la camiseta. Sé que la situación invita a ello, pero a pesar de que he acabado sudando, estamos en diciembre y siendo honesto, pues tampoco había necesidad de hacerlo. Ya veremos en primavera.

No tenía una rutina establecida dado lo improvisado de la situación, pero he empezado a fijarme en la gente que había allí y no me han faltado ideas para acabar hecho polvo a base de levantar mi propio peso, que es en lo que al final consiste.

Varios tipos de flexiones, fondos en barras paralelas, dominadas con diferentes agarres, abdominales en el suelo y levantando las piernas, sentadillas y zancadas… En definitiva un despliegue de ejercicio sin tocar una pesa que jamás pensé en hacer.

Después de unos 45 minutos he tenido bastante y tenía que seguir con algunos recados, pero he de reconocer que la experiencia ha sido de lo más gratificante. Unas cuantas horas después estoy congestionado, dolorido pero muy contento.

Seguramente incorpore un viajecito al parque una o dos veces por semana. Es muy pero que muy interesante.

Hoy no pongo canción. Sigue escuchando El Madrileño. En serio.

Cuídate mucho y prueba la calistenia. Verás qué sorpresa.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...