reflexión diaria

Día 22. Sobre el amor incondicional y la suerte de estar sano

18/08/2022

Hoy es una de esas reflexiones que como la de ayer, llegan a lo más profundo y te recuerdan el valor real de la vida.

He vuelto a ver a una pareja de conocidos a la que no veía desde hace tiempo. Ella, una chica extraordinariamente simpática, agradable y tierna. De estas personas que te animan a charlar, que prestan atención y con las que parece que podrías tener una conversación durante horas. Con él no he podido hablar nunca, o mejor dicho, nunca he podido escucharlo. Postrado en una silla de ruedas, paralizado por completo y con un tubo conectado permanentemente.

Nunca he preguntado acerca de la enfermedad que padece. No me parece oportuno y no va a cambiar nada la poca relación que pueda tener con ellos, ya que los veo tan poco que pueden pasar años entre un encuentro y otro, pero hoy no quiero hablar de eso.

Hoy quiero hablar de ella, y de la relación que tiene con él. Me parece increíble el cariño que desprende cuando se refiere a él, cómo le pregunta y le hace partícipe de las conversaciones -a pesar de que no puede hablar- y cómo me habla de cuando le «dijo esto o lo otro».

Es totalmente dependiente de él, pero ella no parece que esté cuidando de alguien que lo necesita por su condición física, sino que cuida de alguien a quien ama por encima de todo, y que haría exactamente lo mismo aunque pudiese andar y hablar como cualquiera de nosotros. Es lo que verdaderamente se entiende por amor incondicional, total y profundo. Esa clase de amor que pocas veces se ve y que realmente le da el significado a la palabra.

Y por otra parte, hoy quiero agradecer el encontrarme saludable. Según me cuenta ella, él le cuenta cosas sobre tecnología, le interesan los avances nuevos y disfruta investigando qué productos nuevos salen al mercado de la electrónica, y esto me parece también extraordinario. Dada su situación, inmóvil completamente y sin poder comunicarse verbalmente, el ver cómo ella me cuenta lo que le apasiona ese tema también me da que pensar.

No sé en qué estado me encontraría yo dada su situación, pero creo que es un ejemplo por ambas partes que tengan esa actitud mientras gente en plenas facultades se queja de que si le duele esto o aquello o si tiene más o menos ganas de levantarse del sofá. Y eso les pasa porque pueden elegir.

Agradece cada día que estás bien de salud, si estás mal no dejes que te impida hacer lo que todavía puedes hacer, y lucha por mantenerte saludable si tienes la suerte de estarlo. No sabes cuánto va a durar…

La canción de hoy es una de mis canciones de amor (o desamor) favoritas y sin duda la que la sociedad peor ha entendido de la historia. If you coud read my mind, de Gordon Lightfoot.

Cuídate mucho, y cuida a quien amas de verdad.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...