reflexión diaria

Día 26. Sobre el ejercicio físico y el esfuerzo personal

22/08/2022

Hoy ha sido un buen día en general. No me pesa madrugar y las semanas que trabajo de mañanas me resultan más productivas que las de tardes aunque en realidad disponga quizás de menos tiempo del que dispongo las de tarde, y eso lo noto en el gimnasio.

Después del trabajo, el almuerzo y lo que han sido 15 minutos de siesta abrazado a mi mujer la mar de a gusto los dos, hemos decidido ir al gimnasio. Serían en torno las 18:15h y teniendo en cuenta que en la calle estábamos a esa hora rondando los 40ºC, nos parecía apropiado ir a la sala de musculación, teniendo en cuenta que además, el aire acondicionado del gimnasio estaba arreglado.

¿Sabes esos días en los que vas al gimnasio y piensas «hoy no tengo ganas»? Pues hoy era uno de esos días, pero como dijo en su momento el gran Marcos Vázquez, «si no tienes ganas de entrenar, entrena sin ganas», y así ha sido.

En cuanto he llegado me he topado con decenas de personas, un ambiente cargado y ni una sola máquina libre para poder entrenar de la manera en la que quería hacerlo. Y aquí es donde normalmente se nos abren varias posibilidades. Puedes salir de allí y buscar una alternativa —lo cual es buena idea si la calle no es un infierno ardiente— o puedes adaptarte y entrenar con lo que tengas.

Cuando le he preguntado a Lucía qué iba a hacer me ha dicho «lo que pueda con lo que tengo» y me ha parecido magistral. No solo te sobrepones a tu estado de ánimo sino que además afrontas la adversidad haciéndola partícipe de tu entrenamiento.

En muchísimas ocasiones tomamos el camino fácil pensando que no pasa nada, que un día es un día y que la próxima vez nos esforzaremos más, pero no es así. Cada momento que pierdes es irrecuperable. Cada esfuerzo que dejas de hacer es una lección que no vas a aprender y una oportunidad perdida para mejorar. No hay un «otro día» que sea real. El día es hoy. El momento es ahora.

Si sabes que es lo correcto, lo justo o lo mejor para ti, hazlo. No te dejes llevar por la falta de ganas, la pereza o la duda. No sabes cuándo volverás a tener la misma oportunidad, y si podrás hacer lo que querías hacer en un momento diferente.

Extrapola esto a cada situación y recuerda, que como decía Marco Aurelio, «El impedimento a la acción avanza la acción, lo que permanece en el camino se convierte en el camino.”

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...