reflexión diaria

Día 42. Sobre elegir a la persona correcta para que te ayude

07/09/2022

Esta noche he dormido mal. No sé qué habrá sido. Me acosté en torno a las 12, habíamos estado de caminata la tarde anterior y madrugué ayer, así que después de una cena basada en huevos, verdura verde y espárragos con atún, todo apuntaba a una buena noche, pero no fue así.

Y se nota al despertar que me había desvelado en 20 ocasiones a lo largo de la noche. Estaba bajo de energía y algo torpe, pero nada que no te quite de encima un buen baño de agua fría. Es casi un remedio mágico para todos los males que tengan que ver con no tener ganas de nada…

En el trabajo se no taba un poco de tensión. No sé quién viene, a qué o por dónde va a dignarse a mirar, pero gran parte de la mercancía que teníamos colocada había que recolocarla. Digamos que es algo así como barrer debajo de la alfombra a gran escala.

El caso es que tenía que mover los bultos y cada uno de los 15 que había que cambiar de sitio pesa entre 20 y 50kg. Normalmente lo hago solo, y de hecho quien me lo ha pedido me ha ofrecido llevarme a alguien como ayuda. Al principio me he negado, pero luego lo he pensado mejor.

Me sabe fatal sacar a alguien de su comodidad aunque sea para ayudarme a mí. No me gusta pedir ayuda, creo que ya lo hemos hablado antes. Pero la consecuencia de hacerlo iba a ser tardar al mitad y cargar con menos peso, que no es tanto por esto sino por lo mal que se manipula si va una persona sola aunque esté acostumbrado a hacerlo normalmente.

Así que he elegido al que puede ser una de mis personas favoritas, al menos en el entorno laboral. Es un tío extraordinario, y la pena es que está sometido al malestar general que se respira en su zona de trabajo. Ojalá lo viese y fuese capaz de salir de ahí. Es de estas personas que tienen lo que se llama «buen corazón».

No ha dudado ni un momento. Ha hecho todo lo que tenía que hacer y que no hacer, y estoy seguro de que lo hubiera hecho aún de no habérselo pedido. Afortunadamente ha sido así y eso ha hecho que pueda volver a donde me corresponde con todo ordenado en menos de 30 minutos y que hubiera tardado el doble de no ser por él.

Quizás no es tanto por la ayuda. Estoy seguro de que cualquiera habría puesto sus manos a disposición de la tarea. Es más la disposición a hacerlo, y eso se agradece muchísimo. Cuando trabajas con alguien dispuesto a trabajar, todo se hace más fácil. Muchas gracias tío.

Hoy ha sonado de manera aleatoria una canción que me trae buenos recuerdos. Creo que este chico es un excelente músico. La canción es Iron, de Woodkid.

Cuídate mucho, y cuida de aquellos que se prestan a ayudar.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...