reflexión diaria

Día 45. Sobre encontrarte de lejos con buenas intenciones

10/09/2022

Hoy solo quiero contarte algo que me ha llamado poderosamente la atención y que ha pasado nada más salir de casa. Es la 1 y media de la mañana, acabo de venir de una ruta senderista y como decía un conocido, tengo más sueño que el vecino de Enya…

Pues a lo que iba. Último día de la semana de trabajo —porque trabajar los sábados es algo que llevo haciendo más de una década— y salgo de casa en mi flamante motillo eléctrica raudo hacia mi jornada laboral.

Vivo en un barrio de extrarradio. De hecho lo que me ha pasado ha si do literalmente en la última calle de mi barrio y casi se podría decir, del oeste de mi ciudad, una calle que da a un terreno gigantesco normalmente cubierto por trigo y que han limpiado para verano en prevención de que se queme como suele ser habitual.

Total. Cuando llego a esa calle veo en la acera una botella de refresco que parece vacía, y pienso en que puede ser que anoche alguien se juntara allí para bebérsela. No le doy más importancia hasta que unos metros después veo junto a un árbol otras dos. Esta vez me fijo y parece que están llenas, pero de agua.

Sigo adelante y veo otras dos, y empiezo a caer en algo. No están en la acera. Están junto a los alcorques de los pequeños árboles que hay en esta. Y son pequeños porque al ser un barrio nuevo, los árboles que están destinados a dar sombra en un futuro, aún son bastante jóvenes.

Mi sorpresa es mayúscula cuando levanto la mirada y veo a una mujer, de unos 60 años con más botellas en las manos y rodeada de bolsas. Ahí es cuando ato cabos y llego a la conclusión a la que quizás hayas llegado ya tú. ¡Estaba regando los árboles!

Hay un movimiento en el que grupos de vecinos de la zona más al norte estaban quedando para regar de la misma manera un bosque mediterráneo periurbano que hay en mi ciudad. Están organizados y quedan cada semana varias decenas para regar el campo dada la sequía, pero lo de esta señora, tan al margen y en plena ciudad me ha dejado atónito.

Qué buenas intenciones… Desconozco si esos árboles tienen regadío propio, o si era necesario o no. Creo que son naranjos y normalmente aguantan las condiciones más adversas, pero me ha enternecido el esfuerzo que habrá tenido que hacer —podría tener unas 30 botellas de litro y medio— para cargar con todo y ponerse a regar.

Ha sido algo curioso y digno de contar, porque me imagino que le ha supuesto un esfuerzo extraordinario para cuidar de algo que es de todos. Eso es increíble. Gracias señora por cuidar el barrio.

Como canción te dejo una de una artista a la que conocía, pero que no he asociado hasta hoy con este temazo. Ella es AURORA y la canción, Runaway.

Cuídate mucho, y si te parece, haz como esta desconocida y cuida tu barrio. Tremenda lección nos ha enseñado.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...