reflexión diaria

Día 55. Sobre modificar hábitos que ya dabas por buenos

20/09/2022

Esta mañana he decidido volver a una de las rutinas que dejé atrás hace tiempo, pero que he retomado y vaya si me ha sentado bien. De hecho estoy seguro de que la repetiré durante todo el tiempo que me sea posible, que espero sea mucho.

Cuando trabajo por la mañana, entro a las 9:30h. Lo cual me deja poco margen de actuación si quiero dedicar un rato por la mañana a hacer mis cosas. Normalmente levantarme, hacer los ejercicios de respiración, tomarme un té y leer un rato antes de darme una ducha fría.

Para cuando acabo de todo eso, me voy a trabajar y lo que pasa durante las siguientes horas poco tiene que ver con el estilo que llevo el resto del día, aunque es cierto que afortunadamente trabajo de pie y moviéndome. Es de lo que más me gusta.

¿Y qué hago ahora? Usar la única herramienta de la que dispongo. El tiempo. Afortunadamente el tiempo del que disponemos —y que no hemos vendido por un sueldo— podemos manipularlo. Toca madrugar un poco más.

Esta mañana me he levantado a las 7 en punto y en vez de remolonear, he avanzado toda mi rutina matutina casi una hora, lo cual me ha permitido salir de casa a las 7:45h, estar a las 8 en punto en el gimnasio y empezar con el ejercicio.

Imagínate. Toda la sala prácticamente sola, la temperatura perfecta, las máquinas y bancos recién limpios y todo ordenado. Ahora había que ordenar el entrenamiento, y así ha sido. 50 minutos de ejercicios a conciencia son más que suficientes.

A las 8:50h estaba saliendo del gimnasio para llegar a casa, ducharme, vestirme e irme al trabajo, y ha ido todo perfecto. Afortunadamente vivo a menos de 10 minutos del gimnasio y puedo permitir apurar el tiempo un poco.

El resultado ha sido el mejor posible. Estaba lleno de energía, espabilado y ahora contaba con toda la tarde para hacer otras cosas, simplemente moviendo una hora mi sueño, al que ni siquiera he tenido que renunciar teniendo en cuenta que no suelo trasnochar.

Así que como tal, y después de comer, hemos ido a la frutería de confianza y después a hacer un poco de campo a un mirador que hay a 15 minutos de casa y a 20 minutos andando desde que aparcas. Un lugar idílico para ver una puesta de sol, aunque hoy no ha sido el día de verla.

Esta reflexión va precisamente de ser flexible. Ninguna rutina es inamovible. Todo es modificable y ser flexible y probar cosas nuevas es precisamente lo que va a hacerte crecer. Una hora diferente a lo que acostumbro ha cambiado todo el día y espero que muchas semanas mas…

Como canción de hoy te dejo una que me ha saltado en el radar de novedades de Spotify: Song of the ancients, de nuevo de la BSO de NieR.

Cuídate mucho, y cuida tus rutinas, pero sé consciente de que los cambios te hacen descubrir nuevos caminos y quizás mejores.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...