reflexión diaria

Día 65. Sobre cumplir años

30/09/2022

Hoy es mi cumpleaños. 37 tirones de orejas me caen ya, y aunque sea un cliché, te pones a mirar hacia atrás y da la sensación de que no tengo la más remota idea de cómo he llegado hasta aquí sin apenas darme cuenta.

No recuerdo haber sido nunca especialmente fan de celebrar los cumpleaños. A ver, de pequeño me gustaba juntarme con todos mis amigos, y aquello de comer en pizzerías/hamburgueserías de franquicias conocidas no me parecía mal.

Tengo buenos recuerdos de aquello, aunque apenas he visto fotos de esas celebraciones desde hace años. Eran momentos especiales y divertidos, en el que comías cosas que no solías comer y hacías cosas que no solías hacer.

Creo que fue allá por la adolescencia y a través del inevitable camino que recorrí hacia el carácter introvertido donde me di cuenta de que ser el centro de atención no era lo que más me gustaba del mundo, así que lo disfrutaba de otra manera.

Más de adulto, cambié las celebraciones con medias lunas de jamón de york y mantequilla por los kebabs, y las fantas por alhambra especial —la baratita— y whisky del más cruel que podía encontrar. Igualmente cambié los locales con payasos vestidos de rojo por parques de madrugada.

En aquella época siempre me resultó irónico que nos juntásemos para celebrar un año más de vida consumiendo comidas, bebidas —y alguna que otra cosa más— que con toda seguridad estaban contribuyendo a que viviese algunos años menos.

Fue una buena época. Quizás la última en la que me paré a disfrutar de los cumpleaños, la gente con la que me juntaba y de lo que hacíamos, y no tanto por el cumpleaños sino por el mismo contexto en el que ocurría todo.

A partir de los 25 o 26 años, fui cambiando poco a poco de entorno y casi al mismo ritmo, fue cambiando también mi percepción acerca de esa celebración. A lo mejor quedaba con un grupo reducido de gente, pero era algo más protocolario que de celebración real.

Ojo, no me molesta lo más mínimo cumplir años, pero considero que no es un mérito a celebrar, y me resulta cuanto menos curioso ese ímpetu por darle importancia a los cumpleaños cuando la sociedad en general teme cumplirlos…

A día de hoy, como digo, no me importa celebrarlos, aunque queda más en familia. No solemos quedar los amigos y año tras año me empeño en que no me regalen nada. El único motivo es que afortunadamente no necesito nada, y para pasar por un proceso «protocolario», prefiero no hacerlo.

Tener cerca a mi familia y que todos estén bien a mi alrededor es justo y sencillamente lo que quiero, y cada año me bastará con lo mismo.

Hoy, como no podría ser de otra manera, la canción es del famosísimo grupo Parchís, y su temazo, «Cumpleaños feliz»…

Nah, mejor Mira como Vuelo, de Miss Cafeina. En un futuro leeremos esto y lo recordaremos con mucho cariño.

Cuídate mucho, y que cumplas muchos mas…

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...