reflexión diaria

Día 70. Sobre la infancia y lo que se queda en el camino

05/10/2022

Hoy ha sido un día curioso. Para empezar una visita al gimnasio como es canon. Después he tenido que ir al médico para arreglar un papeleo, hemos terminado buscando un mercaillo en el que comprar unas flores y luego a casa a hacer la comida.

Al llegar al trabajo tenía que mover una serie de muebles destinado a los juguetes —porque sabemos que hablar de octubre y navidad son casi sinónimos…— y precisamente de esa idea de los juguetes en la infancia querría hablar hoy.

Rodeado de cientos y cientos de juegos y juguetes de todas las edades pensaba en mi niñez. Sonaría a tópico viejuno el decir algo así como «en mi época teníamos menos variedad» o «los niños de hoy en día no aprecian nada porque lo tienen todo«.

Tengo 37 años y aunque poco a poco me voy acercando, de momento me voy a permitir el lujo de no hablar como un abuelo cebolleta y entender que mi percepción hoy no era la que tenía de niño, así que esas frases seguramente estén mal.

Lo que ha llamado mi atención ha sido un muñeco de un dinosaurio. No uno de esos dinosaurios pijos de las pelis de Colin Trevorrow, sino uno de los de marca blanca, de los que no son sofisticados y que vienen en una caja bastante sosa.

Pero este intento de T. Rex de bajo coste tenía algo especial. Un plástico transparente, fino y tubular en forma de agarre que impedía que se le cerrase la boca. Realmente no es para que no se le cierre la boca, sino que es lo que hace que el animal no se caiga fuera del cartón.

Pero me ha llamado poderosamente la atención. Lo he recorrido con los dedos y de repente ha venido a mi mente esa misma imagen de mí siendo un crío, en una gran superficie en navidad —cuando dejábamos la navidad para diciembre— haciendo el mismo gesto.

Me he visto imaginándome cómo cerraría esa bocaza, a cuantos de mis otros juguetes se podría comer y si sería lo suficientemente rápido como para ser capaz de alcanzar al coche de mi muñeco de acción —ese con un exceso de gimnasio y de ego—.

Y he caído en la cuenta de que aquello desapareció. ¿Cuándo sería? No recuerdo en qué momento ese tipo de cosas dejan de tener importancia, o te centras en otras, quizás más adultas, que te hacen la misma ilusión aunque de otro modo.

No me he sentido triste, sino intrigado por saber si hay una época en la que todo ese sentimiento se desvanece y pasa a formar parte de un recuerdo que, con un poco de suerte, revives un día al azar acercándote a la cuarentena…

Hoy te dejo una canción que me taladró la cabeza durante meses y me sigue encantando. La vida errando, de León Benavente.

Cuídate mucho, y y cuida esos pequeños recuerdos infantiles. Son bonitos.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...