reflexión diaria

Día 85. Sobre la avaricia y la ambición.

20/10/2022


Esta mañana he tenido varias conversaciones con diferentes personas y todas, por un motivo u otro han derivado en el mismo tema: la avaricia y lo que hace la gente para conseguir cosas que no necesitan o al menos eso creo.

No soy alguien ambicioso. Si me conoces o has leído algo sobre mí o de lo que yo mismo he escrito, lo verás claramente. No tengo objetivos o metas a largo plazo —más allá de mantenerme saludable— y considero el dinero un medio y no un fin.

No busco ser exitoso de cara a los demás, ya que considero que el éxito se consigue cuando consigues vivir en paz contigo mismo. No busco conseguir logros laborales, ya que tengo un trabajo que me da el tiempo que necesito y el dinero que necesito.

En fin, que soy bastante sencillo. Por eso me ha sorprendido una de las conversaciones que he tenido con un amigo en la cual hablaba de su familia y de cómo la avaricia termina por destruirlo todo, hasta lo más importante.

Si bien es cierto que la relación que tengo con mi familia es algo distante, hay mucha gente —como el caso que me exponía este chico— en las que aparentemente todo iba sobre ruedas durante mucho tiempo, pero se acaba por torcer.

No voy a entrar en detalles, pero en resumidas cuentas, una persona, instigado por su pareja, destruye toda su relación con su familia más cercana por un negocio, un local y una cantidad de dinero totalmente ridícula.

Peleas con hermanos, padres y sus parejas únicamente por hacerles daño derivado de, esencialmente unas ganancias económicas cuando ya tienen más que de sobra como para llevar una vida holgada, obligando a la otra parte a quedarse sin nada siendo familia.

¿Qué podría llevarte a actuar así? Destruyó toda una relación de familia solo por dinero —y ni siquiera acabó como esperaban— ¿Merece la pena?

Imagino que cada uno tiene sus estándares, y no soy alguien que pueda hablar de lo que es tener una familia amorosa y cercana, pero te garantizo que tampoco se me ocurriría que mi relación con ellos fuese destructiva, ni muchísimo menos.

En fin, la avaricia. Nunca es suficiente. Tenemos cosas materiales de sobra y siempre queremos más, pero ¿Cuántos buscan el ser, por ejemplo, mejores personas y no más ricas?…

Hoy te dejo una canción que un artista llamado Lechuga, y su tema, Introspection.

Cuídate mucho, y cuida tu avaricia. Quizás no merezca la pena las consecuencias para el resultado que vas a obtener.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...