reflexión diaria

Día 95. Sobre la Ilíada y mi extraña sensación en el gimnasio

30/10/2022


Hoy ha sido un día de lo más emocional. De la parte más personal hablaremos luego, pero primero vamos a los que vamos ya que lo más importante que vamos a tratar hoy es precisamente esto: La Ilíada es un cuento sobre salseo.

Fuera de bromas. Estoy leyendo este relato imprescindible de la literatura clásica y me está encantando. Si bien es cierto que el lenguaje que se utiliza puede resultar bastante rimbombante —palabras como «presurosas» o «arracimadas» no entran dentro de mi vocabulario habitual— es delicioso.

Me entusiasma la manera que tiene Homero de poner en el olimpo problemas y circunstancias terrenales —aunque la historia se sitúa en ambos escenarios— y como parece que los dioses, tan poderosos, tienen las mismas idas y venidas que todos los demás.

Solo decir que la recomiendo. Llevo apenas un par de días leyendo, pero ya te digo que como comentaba al principio, es posible que se convierta en un imprescindible que, afortunadamente he decidido abordar de adulto.

Tras el café, la lectura y recomponerme del cambio de hora, hemos ido al gimnasio, y esta es la segunda parte de la reflexión. Me ha pasado algo de lo más extraño durante el entrenamiento y quizás ayude a descubrir la razón el escribirlo.

Primer factor: Hace semanas que tengo un dolor persistente en la muñeca. No sé si es tendinitis o un quiste sinovial. El tiempo y la medicina lo dirán. Esta circunstancia ha hecho que me frustre momentáneamente por no poder hacer algunos ejercicios. Viendo esto, he optado por hacer otros.

Segundo factor: Lo anterior ha hecho que me sintiese extrañamente fuerte. He convertido la frustración en energía y he levantado de espalda más que ningún día, experimentando una potencia que no recuerdo haber tenido antes.

Tercer factor. He puesto la anda sonora del Rey León. A ver, esto suena raro, pero he escuchado una canción que me la ha recordado y he tenido la necesidad de volver a escuchar semejante obra de arte en directo. Me apasiona.

¿Quieres algo más raro? Al poco me han entrado unas ganas de llorar casi incontrolables. Tengo mis dudas de que haya sido la música. Quizás la frustración por la lesión o la sensación de que estaba completamente fuera de mí en cuanto a fuerza, pero ha sido algo inexplicable.

Seguía levantando cada vez más peso y cada vez tenía las lágrimas más cerca de salir. Es raro porque aparte de ser alguien poco dado a llorar —aunque ya he contado antes lo que suele hacer que baje la guardia— mucho menos lo soy de hacerlo en medio de tanta gente.

No sé qué tipo de reacción habré tenido y ya te digo que no hay actualmente nada que subyazca que me pueda provocar algo así. Quizás lo descubra más adelante y si lo hago, te lo cuento…

Hoy es domingo y toca cover, pero vamos a contar esta como tal. La canción, como no podría ser de otra manera…

Cuídate mucho y léete la Ilíada. Te lo recomiendo.

Si te ha gustado la reflexión o sencillamente te ha dado que pensar, me ayudaría mucho si lo compartes a través de tus redes sociales.

Y de antemano, ¡un millón de gracias!

¡YA A LA VENTA mi nuevo libro!

Puedes conseguir «Hábitos de Cambio» directamente en Amazon

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

Día 168. Sobre reflexionar y tomarse un descanso

03/02/2023 Hoy hace ya algunas semanas desde que escribí las reflexiones por última vez. Y hablo de las reflexiones porque he estado escribiendo otras ideas que me rondaban la mente. Lectura y escritura se han convertido en un buen pasatiempo. He de reconocer que...

Día 167. Sobre sentirse un novato

Día 167. Sobre sentirse un novato

17/01/2023 Quiero hacer un viaje a Italia. Concretamente a Roma y Florencia. Normalmente viajamos por España y hemos visitado cientos de ciudades a lo largo de los últimos más de 8 años, pero creo que es buen momento de dar un paso más. Tengo muchas ganas de ver Roma....

Día 166. Sobre los términos medios

Día 166. Sobre los términos medios

16/01/2023 Suelo evitar ver programas de televisión y entrar en foros o mismamente, Twitter. Creo que en la actualidad sirven como un generador de polarización de la sociedad única y exclusivamente, y eso me genera malestar. Tengo suficiente con mis duchas de agua...